• Integración Sensorial

    Guía para padres: ¿ Qué es Integración Sensorial ?

    Integración Sensorial

     

    EL CONCEPTO

    Toda la información que recibimos del mundo la recepcionamos a través de nuestros sistemas sensoriales. Como la mayoría de los procesos sensoriales ocurren a nivel inconsciente en el Sistema Nervioso, normalmente no nos damos cuenta que suceden. A pesar de que todos estamos familiarizados con los sentidos involucrados en detectar un sabor, un olor, ver o escuchar algo , la mayoría de nosotros no nos damos cuenta que nuestro sistema nervioso también percibe el tacto en todo el cuerpo, el movimiento, la fuerza de gravedad y posición del cuerpo. De la misma forma que los ojos detectan información visual y la derivan al cerebro para su interpretación, todos los sistemas sensoriales tienen receptores que reciben la información que luego suministran al cerebro. Ciertas células bajo la piel envían información acerca de un toque leve, dolor, temperatura y presión. Ciertas estructuras del oído interno detectan el movimiento y cambios de posición de la cabeza. Componentes de los músculos, articulaciones y tendones entregan información sobre la posición del cuerpo.

    EL SENTIDO DEL TACTO.

    A pesar de que para la mayoría de las personas los sentidos del tacto, movimiento y posición del cuerpo son menos aparentes que los del oído y la visión, su ayuda es vital para nuestro funcionamiento en la vida diaria. Por ejemplo, el sentido del tacto (el sentido táctil) hace posible que una persona pueda encontrar una linterna dentro de un cajón cuando no hay electricidad y está en la oscuridad (estereognosia). La sensación táctil también proporciona un rol importante en la detección de peligro.

    EL SENTIDO DEL MOVIMIENTO.

    El sentido vestibular responde al movimiento del cuerpo en el espacio y los cambios en la posición de la cabeza. Automáticamente coordina los movimientos de los ojos, cabeza y cuerpo. Si este sentido no funcionara correctamente, a un estudiante le sería imposible mirar entre el pizarrón y su cuaderno sin perderse. Sería difícil caminar en un sendero rocoso sin caerse, o equilibrarse en un pie el rato suficiente para patear una pelota de fútbol con el otro. El mismo sentido vestibular es vital para mantener el tono de los músculos, coordinar los dos lados del cuerpo y mantener la cabeza erguida contra la gravedad. El sistema vestibular puede describirse como el fundamento de la orientación del cuerpo en relación con el espacio circundante.

    EL SENTIDO DE LA POSICIÓN DEL CUERPO.

    Cercanamente vinculado al sentido vestibular está el sentido de la propiocepción, el cual nos alerta sobre la posición de nuestro cuerpo. Es la propiocepción la que hace posible que una persona guíe los movimientos de su brazo o su pierna hábilmente sin tener que estar observando cada acción. Cuando la propiocepción funciona correctamente, la posición del cuerpo de la persona se adecúa automáticamente para evitar que se caiga de una silla. La propiocepción también permite que se pueda manipular ágilmente objetos tales como lápices, botones, cucharas etc. Debido a una propiocepción eficiente se puede dar un paso subiendo la cuneta en perfecta sincronía con el siguiente paso sobre terreno plano.

    ORGANIZACIÓN DE LOS SENTIDOS.

    El sentido táctil, el vestibular y el propioceptivo, comienzan a funcionar bastante temprano en la vida, incluso antes del nacimiento. Estos sentidos básicos están estrechamente relacionados entre sí y forman una interconexión con otros sistemas del cerebro a medida que la persona va desarrollándose. La interacción entre los diversos sistemas es compleja y necesaria para que la persona pueda interpretar la situación correctamente y pueda reaccionar adecuadamente. Esta organización de los sentidos es lo que llamamos integración sensorial.

    PLANEAMIENTO MOTOR.

    La integración sensorial no sólo nos permite responder adecuadamente a las sensaciones que percibimos, sino que también nos guía en la manera que actuamos en el ambiente. Por ejemplo, el planeamiento motor es una habilidad importante que depende de una integración sensorial eficiente. El planeamiento motor involucra el tener una idea acerca de qué hacer, planear la acción y finalmente ejecutar la acción. Las acciones nuevas se planifican usando el conocimiento de experiencias anteriores y las sensaciones que las acompañaron. Los sentidos táctil, vestibular y propioceptivo son especialmente importantes para suministrar conocimiento sobre cómo se mueve el cuerpo y cómo se puede usar para actuar en el ambiente. Cuando se ha desarrollado el planeamiento motor, la persona está capacitada para llevar a cabo una tarea completamente nueva a través de la organización de las acciones necesarias. Un ejemplo se da en el niño pre-escolar que, al encontrarse frente a un juguete tipo triciclo o parecido por primera vez, es capaz de arreglárselas para subirse y bajarse sin requerir ninguna instrucción ni ayuda.

    DESÓRDENES DE LA INTEGRACIÓN SENSORIAL.

    Para la mayoría de los niños, la integración sensorial se desarrolla en el curso de las actividades normales de la infancia. La habilidad para hacer planeamiento motor es un resultado natural del proceso, del mismo modo que lo es la capacidad de adaptarse en respuesta frente a sensaciones que perciba. Pero para algunos niños, la integración sensorial no se desarrolla tan eficientemente como debería. Cuando el proceso de la integración sensorial se presenta desordenado, se hacen evidentes una serie de problemas de aprendizaje, desarrollo y comportamiento.

     

    SIGNOS DE DISFUNCIÓN EN LA INTEGRACIÓN SENSORIAL.

    No todos los niños que presenten problemas de aprendizaje, desarrollo o comportamiento tienen un desorden de integración sensorial. Sin embargo, existen algunos indicadores que pueden alertar sobre la presencia de tales desórdenes. A continuación se describe algunos de los probables indicadores:

    - SENSIBILIDAD AUMENTADA AL TACTO, MOVIMIENTO, VISTA O SONIDOS.

    - SENSIBILIDAD DISMINUÍDA A LA ESTIMULACIÓN SENSORIAL.

    - NIVEL DE ACTIVIDAD INUSUALMENTE ALTO O BAJO.

    - PROBLEMAS DE COORDINACIÓN DEL MOVIMIENTO.

    - DEMORAS EN EL HABLA, LENGUAJE, HABILIDADES MOTORAS O

    RENDIMIENTO ACADÉMICO.

    - BAJA ORGANIZACIÓN O COMPORTAMIENTO.

     

    FUNCIONALIDAD DE ALGUNOS IMPLEMENTOS EN INTEGRACIÓN SENSORIAL

    - Cámara Colgante: permite organizar los sentidos vestibular y propioceptivos, al utilizarse en actividades donde el niño tenga que trabajar contra gravedad, planificar movimientos de control de la cámara como columpio en distintos planos, realizar actividades de planificación motora mientras controla posturas en el equipo suspendido, pararse sobre la cámara ubicada en la colchoneta, y controlar posiciones y caminar sobre ella afirmado de una trapecio. Así, se integran diferentes actividades, que pueden mezclarse e integrar la creatividad al niño para lograr el objetivo deseado. Se permite la participación activa del niño, trabajando la auténtica planificación motora y la capacidad de crear, mientras el terapeuta maneja el ambiente y guía al niño para que avance en los aspectos descendidos.

    - Trapecio: Sirve para trabajar la tensión muscular, mejorar el control postural, trabajar la coordinación motora. Siempre es necesario mezclar este implemento con otro para lograr una actividad funcional.

    - Rollo terapéutico: Sirve para trabajar control postural extensor, planificación motora, propiocepción.

    - Hamaca: Sirve para trabajar con imput vestibular y propioceptivo, control postural, planificación motora, información táctil en todo el cuerpo, control del nivel de alerta.

    Por medio de todas las actividades mencionadas anteriormente, y también con una variedad de otras, se trabaja también el ámbito emocional, entregando experiencias gratificantes al niño, orientándolo a la meta, al logro, a la tolerancia a la frustración cuando no logra el objetivo y a buscar soluciones.